BEOPLAY A2 | ESPLÉNDIDO

BEOPLAY A2
JOAQUIN VIÑA

COMPARTIR:

Es un altavoz portátil de 1.100 gramos de peso, con un sonido de 360 grados, con un diseño limpio, y alimentado por una batería que lo posiciona en el primer lugar en el ranking de autonomía de altavoces inalámbricos.

El nuevo Beoplay A2 reproduce música en estéreo a través de Bluetooth desde teléfonos móviles y tabletas. Fabricado con materiales de alta calidad con un excelente acabado y esquinas redondeadas, está disponible en tres colores: gris claro, negro cobre y verde oliva. El chasis interno es de aluminio extruido, un material que posibilita estructuras complejas y, al mismo tiempo, permite la realización de sutiles detalles.

Su diseño es una nueva creación de Cecilie Manz, una diseñadora industrial danesa nacida en 1972 que ya colaboró hace tres años con Bang & Olufsen. Manz está considerada una de las principales diseñadoras de muebles danesas de su generación, y ha sido galardonada en diversas ocasiones por su diseño de mobiliario, lámparas y electrodomésticos. En esta ocasión Manz ha equipado el BeoPlay A2 –de sólo 1,1 kilogramos de peso– con dos accesorios: una correa de piel de cuero natural larga y otra de menor longitud, para que el usuario pueda llevar, según prefiera, el altavoz colgado del hombro o de la muñeca.
 
Pero Bang & Olufsen no solamente ha prestado atención a los aspectos estéticos; obviamente, no ha olvidado la especialidad de la casa: el sonido. Ha instalado en el BeoPlay A2 un amplificador digital de Clase D que suministra una potencia de salida de 180 vatios. Se trata de un altavoz muy delgado, con un fondo de 4,40 centímetros, 2,56 de ancho y 14,20 de alto, pero sus dimensiones no impiden permita disfrutar de una completa experiencia de sonido estéreo, limpio y preciso. Para conseguirlo, los ingenieros de Bang & Olufsen se han decantado por una configuración con dos canales en cada lado del altavoz. Con esta solución, que ubica los transductores a ambos lados, han logrado proporcionar un sonido envolvente de 360 grados: es la llamada tecnología True360 Sound, que produce sonido omnidireccional, para que el usuario pueda disfrutar completamente de la música sin importar en qué posición se encuentre con respecto al altavoz. Dentro de la carcasa hay dos altavoces de rango completo –con un diámetro de 3 pulgadas–, dos tweeters de tres cuartos de pulgada, y dos radiadores pasivos. La respuesta de frecuencias va desde 55 a 24.000 hertzios.
 
Con Bluetoohth de la versión 4.0, el Bang & Olufsen BeoPlay A2 es compatible con el códec aptX, y puede guardar en memoria hasta ocho dispositivos inalámbricos distintos. Para su conexión con cable, también incorpora una entrada de audio auxiliar en minijack estéreo para conectarlo un lector de audio portátil o un reproductor MP3. Pero, como su vocación es la un electrodoméstico movible, emplea como fuente de alimentación una batería de iones de litio recargable que, con sólo un ciclo completo de carga de 3 horas, permite escuchar música durante un día entero, lo que sitúa al BeoPlay A2 en el primer lugar en el ranking de autonomía de altavoces portátiles. La batería cuenta con un circuito de protección de calor, por lo que tampoco se sobrecalienta, ni en los días más tórridos.

Más información en beoplay.com