BICICLETAS DE TITANIO | ESPLÉNDIDO

BICICLETAS DE TITANIO
RICHARD BASTIEN

COMPARTIR:

Las extraordinarias propiedades del titanio convierten este metal de transición en el material más indicado para la construcción de todo tipo de bicicletas, y no solamente para las de competición.

Comparado con otros materiales modernos el titanio es mucho más ligero. Pero ofrece, además, características superiores de elasticidad y resistencia mecánica y a la corrosión. El titanio ni se parte, ni se oxida, lo que permite presentarlo sin pintar, en su color natural gris plata. Desde un punto de vista ecológico, es uno de los materiales más respetuosos con el medio ambiente (los residuos procedentes de los procesos de fabricación son enteramente reciclables). Su único inconveniente es un precio superior; no obstante, una bicicleta de titanio es para toda la vida. Son cada vez más los talleres que utilizan el titanio para la producción del cuadro y otros componentes de todo tipo de bicicletas, incluidas las de paseo:

Samurai es un fabricante japonés que, inspirándose en el espíritu de la elaboración tradicional de las katanas, ha diseñado una bicicleta de ‘todo-titanio” con el marco de aleación Ti-3A1-2.5V, ejes de Ti-22V-4A1y accesorios de Ti-6A1-4V. En las formas curvadas, como las del manillar, emplea la técnica de soldadura Ebikan, en lugar de la flexión del tubo (ver samuraibike.jp).

Los suizos de Hilite fabrican todo tipo de bicicletas usando el titanio, desde modelos de carreras y mountains-bikes a bicicletas de paseo. Sin duda, su modelo más original, y en el que más luce la ligereza y resistencia del titanio es su tandem, cuyo peso total es inferior a los 15 kg (ver hilite-bikes.com).

Van Nicholas nació como una pequeña empresa familiar dedicada a la producción artesanal de bicicletas y componentes de aluminio de grado aeroespacial. En 2012 fue absorbida por Koga para continuar elaborando bicicletas del más alto nivel, en las que reluce la belleza natural del titanio (ver vannicholas.com).

Budnitz, la compañía norteamericana del artista Paul Budnitz, quiso unir, a las propiedades técnicas del titanio, la belleza y elegancia intemporal de sus diseños en los que se potencia de manera sobresaliente las características de este material pulido (ver budnitzbicycles.com). Hace muchos años que en el taller Lynskey Performance Desing en Chattanooga, Tennessee, Bill Lynskey tabaja el aluminio para producir bicicletas de alto rendimiento. Su primera bicicleta de titanio nació en 1984. Hoy esta empresa familiar vende sus bicicletas en todo el mundo, ofreciendo la posibilidad de construir un modelo personalizado (ver lynskeyperformance.com).

La compañía de Colorado Dean Titanium Bicycles emplea el titanio aeroespacial trabajado en frío y composites de fibra de carbono para construir, enteramente a mano, diferentes tipos de bicicletas, incluida la elegante Cafe Cruiser (ver deanbikes.com). Darren Crisp, tras licenciarse en la Texas A&M University, fundó Crisp Titanium cuyo taller se encuentra en un histórico castillo de Arezzo, en la Toscana. Ahí construyen artesanalmente bicicletas de competición y modelos ‘su misura’ (ver crisptitanium.com).

En 2009 el fabricante de coches Spyker se alió con Koga para editar una serie limitada a 50 unidades de Aeroblade, una espectacular bicicleta construida en titanio (ver spykercars.com).