CONCRETE AUDIO | ESPLÉNDIDO

CONCRETE AUDIO
RICHARD BASTIEN

COMPARTIR:

La mezcla de cemento, arena fina y agua es el material con el que se construyen los sistemas de altavoces de Concrete Audio, consiguiendo unas características de sonido de una calidad realmente excepcional.

El uso del hormigón en ingeniería de sonido no es nuevo. Diversos subwoofers Karlsson se construyeron en el pasado con hormigón. No obstante, nadie pensaría que el hormigón –concrete, en inglés– que tantas aplicaciones está encontrando en la arquitectura de interiores contemporánea sea un material que pueda aportar unas propiedades óptimas para unos altavoces. La ingeniería de sonido alemana Concrete Audio ha conseguido un sonido de calidad superior a cualquier altavoz fabricado con materiales convencionales. Estos altavoces consiguen una claridad y pureza de sonido no alcanzadas hasta hoy con la mejor madera.

Concrete Audio ha escalado algo más que un peldaño en la tecnología del sonido, envolviendo los componentes del altavoz en una carcasa de mortero fino, que ofrece un sonido sumamente brillante y rico en detalles. La distorsión del sonido que se produce en altavoces con cajas de resonancia de madera o de materiales plásticos desaparece en estos altavoces de hormigón –incluso a elevados niveles de volumen–. El motivo está en la estructura irregular y el peso específico de este material que impiden las vibraciones de la caja.

Cada uno de los sistemas de altavoces de Concrete Audio son elaborados individualmente a mano en Wiemar (Alemania). La compañía produce por el momento dos modelos. Los monolíticos N1, que pesan 80 kilogramos cada uno y los paneles F1. 

Con unos acabados pulidos y lisos, las torres N1 encajan a la perfección en los ambientes más contemporáneos. Dependiendo del lugar donde se quieran ubicar, estos altavoces con aspecto de piedra tallada también pueden elegirse encerados, lacados o bañados en aceite –unos recubrimientos que no alteran en absoluto el sonido–. Los N1 de Concrete Audio incorporan un generador de la marca danesa Scan-Speak. Los tweeters –ubicados en la parte trasera– ofrecen una óptima respuesta en fase. Los controladores de gama alta integrados en el altavoz se caracterizan por su precisión absoluta, velocidad y fidelidad, y están compuestos por un número muy pequeño de seleccionados componentes, usando un filtro de 6 dB, con bobinas de lámina de cobre, y condensadores de oro y plata de muy altas calidades. 

F1 es fino altavoz de pared con 41 altavoces en miniatura que funcionan como una gran membrana. A pesar de su profundidad de tan sólo 32 mm consigue una sorprendente calidad de sonido. Los altavoces pueden ocultarse tras una cubierta extraible con un motivo decorativo personalizado. Disponen de Audiofly Syncronice que permite una conexión inalámbrica con el smartphone, el televisor o el aparato de videojuegos.

Los calidad de sonido de los altavoces de Concrete Audio pueden conprobarse en el showroom de Weimar, aunque el interesado en adquirirlos puede solicitar una prueba en cualquier lugar del mundo donde quiera instalarlos.

Más información en concrete-audio.com