JASPER PARK | ESPLÉNDIDO

JASPER PARK
ELENA CASTRO

COMPARTIR:

Su campo de golf está considerado, desde hace 90 años, uno de los más bellos de América; envueltos por grandes cumbres, sus 18 hoyos discurren entre bosques, ríos y lagos, con la compañía de osos, renos y alces.

Jasper Park Golf se inauguró en 1925. Su construcción requirió un duro trabajo, realizado durante un año por un equipo compuesto de 200 hombres y 50 caballos que, bajo la dirección de Stalney Thompson, limpiaron la tierra de rocas con el objetivo de convertir este paraje salvaje de Banff –en el corazón de las Montañas Rocosas de Canadá– en un destino privilegiado para los amantes del golf. En el diseño de este campo, Thomson –famoso arquitecto y maestro de grandes diseñadores como el mismo Robert Trent Jones– quiso aliarse con el soberbio entorno natural, aprovechando las dificultados del terreno y potenciando la percepción de la belleza del paisaje. Con este fin, alineó anchas calles en dirección a las montañas más altas. En pocos campos en el mundo se concilia el golf con la naturaleza y el paisaje, como en este antiguo resort canadiense.

El resultado de ese trabajo ha sido un campo que durante sus 85 años de historia ha contado el el reconocimiento como uno de campos más bellos de America del Norte por la mayor parte de las publicaciones especializadas y, muy posiblemente, sea el más admirado de Canadá.

Sin duda, el mayor de los atractivos de Jasper es el paisaje y el entorno, con las altas montañas y sus cumbres cubiertas de nieve como fondo a las que se suma la vida silvestre autóctona con aves, alces y renos que cortejan al jugador durante el partido. A lo largo de los 18 hoyos no es infrecuente ver un lobo corriendo tras una liebre o un oso restregando su espalda en un árbol. Tres hoyos –del decimocuarto al decimosexto– se juegan junto a las aguas cristalinas y llamativamente coloreadas del lago Beauvert. Pocos campos de golf en el mundo pueden un añadir un complemento tan agradecido como éste al propio juego. Alister MacKenzie lo resumió en libro “Spirit of St. Andrews” como un campo romántico.

En 1915, antes de que se construyera el campo de golf, ya se había inaugurado el “Tent City”: diez tiendas de suelos de madera junto al lago Beauvert y un comedor que hacía las funciones de club social. Cuando abrió sus puertas el golf, el establecimiento ya era un hotel completo, las tiendas habían sido sustituidas por cabañas y un gran edificio central era capaz de dar todos los servicios.

El Lodge fue anfitrión en muchas producciones cinematográficas como “Behind That Curtain” con Lois Moran, “El vals del emperador”, protagonizada por Bing Crosby,” “Río sin retorno” con Marilyn Monroe y Robert Mitchum y “Tierras lejanas” con James Stewart y Walter Brennan. El prestigio del hotel fue creciendo con el tiempo. Integrado hoy en en el grupo Fairmont, el complejo consta de 56 cabañas como las que ilustran las fotos, de suites y habitaciones del edificio central, cinco restaurantes con diferentes especialidades, gimnasio y spa.

Más información en fairmont.com/jasper