LES SOURCES DE CAUDALIE | ESPLÉNDIDO

LES SOURCES DE CAUDALIE
CLAUDIO VAUBAN

COMPARTIR:

Les Sources de Caudalie sería el hospedaje perfecto para visitar durante unos días los grandes vinos de Graves, Médoc, Sauternes, Pomerol y Saint-Emilion, si no fuera por el riesgo de no salir del hotel durante toda la estancia.

Y es que son muchos los atractivos que ofrece este establecimiento hotelero creado en 1999 en las viñas de Château Smith Haut Lafitte, unas viñas cuyo origen se remonta a 1365 y que, en 1842, Duffour-Dubergier, alcalde de Burdeos, heredó de su madre.

El arquitecto Yves Collet procuró toda la armonía en este entorno de viñedos y bosques próximo a Burdeos, con una equilibrada fusión de diseño contemporáneo y viejos materiales y la estructura de la antigua edificación. Alice y Jerome Tourbier, sus propietarios, querían un espacio auténtico –con encanto atípico e intemporal– de cinco estrellas.

Atípico e intemporal como la cocina de su restaurante, Le Grand’Vigne, donde Nicolas Masse –un chef nacido en Cherbourg (Inglaterra) que consiguió su primera estrella Michelin en 2007 y la segunda en 2010– elabora una cocina sabrosa y saludable fuertemente inspirada en el territorio con productos de tierra y mar. En las bodegas del hotel, 16.000 botellas invitan a un recorrido por todas las regiones vitivinícolas del mundo.

Les Sources de Caudalie fue pionera en los tratamientos de vinoterapia hace más de diez años y continúa hoy combinando las virtudes de las aguas calientes de su manantial natural –extraidas a más de 540 metros de profundidad– con los beneficios de la uva. En el Caudalie Spa Vinothérapie se ofrece un amplio abanico de tratamientos antioxidantes y anti-aging.

El hotel facilita un amplísimo abanico de actividades, desde el baño en su piscina exterior climatizada o en un jacuzzi al aire libre construido como una barrica con madera de roble hasta el golf, en los tres hoyos del hotel, que proporciona también bicicletas y organiza cursos de salud, de cocina con Nicolás Masse o de degustación de vinos. A bordo de la pinnace Caudalie, puede descubrirse la belleza de la costa aquitana.

El hotel, en las cinco distintas edificaciones tiene 49 habitaciones, entre las que destacan sus amplias suites con sala de estar y terraza con vistas a los viñedos, como L’Ille aux Oiseaux, una pequeña villa para los amantes de la naturaleza construida en madera sobre un pequeño lago donde puede disfrutarse de horas de belleza, comodidad y descanso.

Si todos estos alicientes son pocos, siempre se puede recurrir al objetivo natural de este viaje, la visita a los maravillosos cheateaux de la zonas próximas al hotel –Graves, Médoc, Sauternes, Pomerol o Saint-Emilion– donde se producen una parte importante de los mejores vinos del mundo.

Más información en sources-caudalie.com