MANOLO VALDÉS | ESPLÉNDIDO

MANOLO VALDÉS
CLAUDIO VAUBAN

COMPARTIR:

La gallería internacional Marlborough ha abierto un nuevo espacio en Barcelona con una exposición de pinturas, esculturas y collages recientes de Manolo Valdés, uno de los artistas contemporáneos españoles en activo más cotizados.

El artista valenciano de 72 años reside en Nueva York y en Madrid. Aunque nació en Valencia, sus primeros lustros los pasó en la villa de Altura en Castellón. Tras su formación en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos en Valencia, fundó el Equipo Crónica con Juan Antonio Toledo y Rafael Solbes. Al morir esté último en 1981 inició su carrera en solitario como pintor, cartelista y grabador, primero en Valencia y, a partir de 1989 en Nueva York, de la mano de la Galería Marlborough, una de las más influyentes en el mercado del arte.

Un buen número de los grandes coleccionistas privados y de instituciones públicas del máximo prestigio tienen en sus colecciones obras de Manolo Valdés, como el MOMA, la Chase Manhattan Bank Foundation, y el Metropolitan Museum of Art (todos ellos de Nueva York), el Centre National d’Art et de Culture Georges Pompidou de París, el Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo de México y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid, entre otros. De entre sus obras puede destacarse la gran escultura monumental de La Dama del Manzanares (en el parque Lineal del Manzanares) y la Dama de Barajas en el aeropuerto madrileño, realizadas en colaboración con Mario Vargas Llosa, La Dama emplazada en Park Avenue y el grupo escultórico expuesto en 2007 en Bryant Park en Nueva York.

En las obras que se presentan en la nueva galería barcelonesa Manolo Valdés ha retomado la Historia del arte para inspirarse en el legado de Velázquez, Picasso y Matisse. La obra expuesta está formada por una docena de esculturas –que presentan rostros simples con tocados complejos y sugerentes construidos de helechos, mariposas y varillas– y seis pinturas en las que contrasta la textura áspera de la arpillera con la densidad de la pintura y, al igual que en sus esculturas, la simplicidad de lineas de los rostros con la exuberancia ornamental.

Marlborough se fundó en Londres en 1946 por Frank Lloyd y Harry Fisher. En la década de los cincuenta, la Galería Marlborough fue pionera en presentar a los Expresionistas alemanes en Londres y ya en 1958 representaba a los artistas Oskar Kokoschka, Henry Moore, Francis Bacon, Victor Pasmore y Lucian Freud.

La galería de Nueva York se fundó en 1962. En 1992 Marlborough se instala en Madrid, siendo inaugurada directamente por Pierre Levai, director de las galerías Marlborough de Nueva York y abriendo al público con una gran exposición de Francis Bacon. En Nueva York, Marlborough cuenta con tres sedes, Avenida 57 th, Chelsea y Broome Street; está también presente en Londres en Albemarle Street, además de las sedes de Mónaco y Santiago de Chile. Barcelona se incorpora ahora como una apuesta al mercado internacional del arte español.

Más información en galeriamarlborough.com