RESERVA DEL MAMUT | ESPLÉNDIDO

RESERVA DEL MAMUT
FRANCISCO GASPAR

COMPARTIR:

La familia Torres ha presentado esta semana el lanzamiento –en una edición limitada a sólo 999 botellas únicas, numeradas y acabadas a mano– de un brandy de excepción: Reserva del Mamut 1985.

La vinculación de los Torres al brandy es muy antigua. Se remonta a 1928, cuando Juan Torres –bisabuelo de Miguel Torres Maczassek (quinta generación la familia y Director General de Bodegas Torres)– inició la elaboración de brandis añejos criados en roble a partir de una selección de los mejores vinos blancos del Penedés. Desde entonces el brandy constituye una de las especializaciones de la compañía que tiene una consolidada penetración en el mercado con productos excelentes como Jaime I y Torres 20 y 15 (ademá de los tan exitosos Torres 10 y Torres 5). No obstante, nunca hasta la fecha había lanzado un brandy como el presentado esta semana.

Reserva del Mamut es fruto, por un lado, de casi 90 años de trabajo de la bodega de la Familia Torres; es también la obra maestra de su maestro destilador Matías Llobet, quien precisamente se incorporó en 1985, cuando fue separada la selección de los mejores brandis de parellada de ese año en tres barricas de roble Limousin francés y que, tras permanecer en ellas 32 años, se ha convertido en el mejor brandy de la historia de la bodega.

Estas barricas se almacenaron en la bodega de envejecimiento de Torres en Vilafranca del Penedés que es conocida familiarmente en la casa con el nombre de ‘El Mamut’ por su gran dimensión y su antigüedad. En ‘El Mamut’, Llobet ha mantenido una relación muy estrecha con estas tres barricas; año tras año, cata a cata, les ha brindado la dedicación y los muchos cuidados que requería –como afirma– para evolucionar hasta convertirse en la extraordinaria joya que es hoy.

Su cata es una experiencia difícil de olvidar. La finura y expresividad de su intenso aroma disimula a la perfección sus 42 grados. Las notas rancias denotan su largo período de maduración. Su sabor, rebosante de matices, permanece gratamente en boca mucho más allá de lo esperable.

Como no podía ser de otra forma, las 999 botellas de este excepcional brandy se presentan en una refinada botella artesanal, en un estuche de madera con un libro que desvela los secretos de su elaboración.

Cada botella de Reserva del Mamut 1985 puede adquirirse a un precio de 1.300 euros.

Más información en torres.es