SUPER FALCON MARK II | ESPLÉNDIDO

SUPER FALCON MARK II
JAVIER CORNELIO

COMPARTIR:

La empresa californiana de Graham Hawkes ha revolucionado el mundo subacuático con naves personales ligeras, rápidas y seguras mucho más divertidas y fáciles de pilotar que los submarinos existentes.

Gracias a esta compañía californiana dedicada al desarrollo de submarinos personales de alto rendimiento, el mundo de las profundidades submarinas –inaccesible durante tanto tiempo– está hoy abierto a la libre exploración privada. DeepFlight fue fundada en 1996 por el ingeniero naval Graham Hawkes como una empresa de I + D, con el objetivo de desarrollar tecnologías submarinas innovadoras para ampliar el acceso humano a los océanos. Los submarinos personales de alto rendimiento de DeepFlight se han construido en base a los principios aerodinámicos de sustentación y resistencia, en lugar de en los principios clásicos de flotabilidad y desplazamiento. Con ello ha conseguido un salto cualitativo similar al ocurrido en el espacio aéreo cuando las aeronaves de ala fija fueron reemplazadas por aeronaves dirigibles. Desde su fundación, esta empresa norteamericana ha desarrollado cinco generaciones de submarinos personales, incluyendo el DeepFlight 1, el Aviador, el Challenger, el Merlín, y el Super Falcon, cada uno sumando una mejora tecnológica relevante respecto a su predecesor.

La estrella de DeepFlight –el biplaza Super Falcón Mark II– tiene17 pies de largo y dos asientos en cabinas separadas, con cúpula de cristal envolvente cada una. En los laterales y en la parte trasera, un conjunto de alas y estabilizadores hacen que este vehículo acuático sea muy ágil, y capaz de explorar el mundo submarino hasta 120 metros de profundidad a velocidades de hasta 6 nudos. Incorpora flotabilidad positiva fija –con auto retorno a la superficie–, que proporciona una seguridad adicional. Con sólo 1.800 kg de peso propio, es capaz de encajar en más yates que cualquier otro submarino del mercado, con escasa o ninguna adaptación requerida. A diferencia de los submarinos privados tradicionales con cabinas tan complicadas como las de un Boeing 747, el Super Falcon emplea controles intuitivos con tecnología fly-by-wire (un sistema que utiliza impulsos eléctricos para activar los sistemas hidráulicos que movilizan las superficies de dirección de la nave). Esta tecnología –unida a un diseño sencillo– permite la inmersión con una formación mínima. Con batería de hierro y fosfato de litio, el Super Falcon Mark II es más rápido, pero también más limpio y silencioso que otros submarinos personales. Una tensión del sistema de 40V hace que el Super Falcon Mark II sea seguro de operar alrededor de personas o animales marinos que eventualmente estén a su alrededor en la superficie.

Los submarinos personales de DeepFlight son accesorios ideales para súper-yates. Proporcionan una forma cómoda, segura y emocionante de explorar el mundo submarino en tres dimensiones, convirtiendo la experiencia de la inmersión clásica del buceo submarino convencional en un vuelo emocionante por el espacio azul. Incluido en la compra, DeepFlight ofrece un Dock robusto y seguro para el embarque y el desembarque, y también el transporte a cualquier lugar del mundo, así como las operaciones necesarias para adaptar perfectamente cada submarino a los espacios de los yates en donde irán estibados.

Más información en deepflight.com