VACHERON CONSTANTIN REF 57260 | ESPLÉNDIDO

VACHERON CONSTANTIN REF 57260

COMPARTIR:

Vacheron Constantin celebra el 260 aniversario de la fundación de la casa con un reloj de bolsillo excepcional en el que ha encajado hasta 57 complicaciones mecánicas, varias de ellas completamente inéditas.

A finales del pasado mes la manufactura ginebrina perteneciente al grupo Richemont presentaba una auténtica obra maestra de la alta relojería, en la que ha trabajado durante ocho años un equipo formado por tres maestros relojeros. Se trata de la edición única de un reloj de bolsillo con dos caras, que exhiben el resultado de un conjunto de 57 complicaciones mecánicas, con el que Vacheron Constantin ha querido celebrar su 260 aniversario (de ahí el número de referencia 57260 que han elegido). Hasta la fecha, el máximo número de complicaciones que se habían encajado en un reloj de bolsillo eran de 33.

Hace diez años, Vacheron Constantin celebró su cuarto de milenio de historia con la creación del reloj de pulsera más complicado creado jamás, el Tour de l’Ile. Con ese fin, tras 10.000 horas de investigación, incorporaron a un reloj de pulsera de doble cara con 834 componentes una insólita combinación de complicaciones relojeras.

Diez años más tarde, esta nueva proeza mecánica destaca, además por el elevadísimo número de complicaciones, por el interés de unas cuantas de ellas, que son completamente inéditas: el múltiple calendario perpetuo (por un lado con el complejo calendario perpetuo hebreo, y por el otro con dos opciones de calendario gregoriano: el tradicional y el empresarial), el doble cronógrafo rattrapante retrógrado (en el que cada una de las dos agujas opera con escalas separadas), el nuevo tourbillon de ‘esfera armillar’ y tambor esférico, una alarma que proporciona diferentes opciones de timbre a elegir y la sonería que permite tres posiciones: la sonería de Westminister, noche-silencio (que lo desactiva automáticamente de las 22 hasta las 8 horas) y silencio (para silenciarlo cuando se desee). Hay dos opciones adicionales a elegir, la Gran Sonería –que toca las horas y los cuartos cada cuarto de hora– y la Pequeña Sonería –que cada hora toca las y cada cuarto sólo los cuartos–. También se puede accionarse la sonería pulsando la correspondiente aleta lateral.

Es, indudablemente, un reloj para la historia del que se hablará durante muchos años.

Más información en vacheron-constantin.com